martes, 28 de junio de 2016

Un cante de ida y vuelta

Aparece cuando menos la esperas
y sin pedir permiso te posee.
La felicidad es una isla, pensamiento,
unas manos entre los muslos
y ese olor a sexo mezcla de vino y sal.
A veces es una isla que se mueve
cuando las cosquillitas despiertan el vientre
y el orgasmo nos devuelve la risa.
La felicidad es un cante de ida y vuelta
es un botón de tu camisa y es ahora
que luego es tarde...

Rosario Martín

No hay comentarios: