sábado, 14 de febrero de 2015

Luces descafeinadas


Cayó
se me rompió de golpe
la luna,
nadie la vio caer
nadie la recogió.

Amanece y abro la boca
de aburrimiento y hambre
hambre de amor,
se derrama el café
y me trago la rabia.

Dejaste amor
la habitación del alba
sola y vacía,
golpea en los cristales
la luz del mediodía.

Rosario Martín

No hay comentarios: